Vejiga hiperactiva: qué es y cómo se trata

vejiga hiperactiva

El síndrome de vejiga hiperactiva se caracteriza por la presencia de urgencia urinaria, con o sin incontinencia, acompañada habitualmente de frecuencia miccional aumentada y nicturia.

A pesar de no ser un problema grave, el síndrome de vejiga hiperactiva tiene gran impacto en la calidad de vida de los pacientes. Este trastorno urinario puede llevar a reducir significativamente la actividad social de quien lo padece y condicionar de manera negativa su vida laboral.

Síntomas de la vejiga hiperactiva

Las personas que sufren esta afección suelen presentar los siguientes síntomas:

  • Necesidad urgente y repentina de orinar que resulta difícil de controlar.
  • Orinar con frecuencia, ocho o más veces al día o más de dos por la noche.
  • Sufrir pérdidas de orina inmediatamente después de la necesidad urgente de orinar.

Causas

En la mayoría de los casos se desconocen las causas. Sin embargo, hay diversos factores que pueden contribuir a generar los signos y síntomas de la vejiga hiperactiva:

  • Elevada ingesta de líquidos, especialmente de cafeína y alcohol.
  • Trastornos neurológicos, como los accidentes cerebrovasculares, la esclerosis múltiple, el Parkinson o lesión modular.
  • Debilidad en los músculos del suelo pélvico.

Tratamiento

En lo que respecta al tratamiento de la vejiga hiperactiva existen varias opciones que pueden resultar eficaces como el entrenamiento vesical o los ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos del suelo pélvico.

También hay tratamientos farmacológicos que pueden ser útiles para aumentar la capacidad vesical, disminuir la frecuencia y urgencia urinaria, y aumentar el tiempo entre micciones. No obstante, en casos de pacientes intolerantes o refractarios estos tratamientos, la aplicación de toxina botulínica (botox) ofrece altas tasas de eficacia.

En Urología Tratamiento contamos con la Unidad de Funcional y Femenina, UT-UFF, liderada por el Dr. José Medina Polo, en la que disponemos de todos los medios para realizar un estudio completo y personal, además de la capacidad de hacer un tratamiento individualizado.

Ir arriba