Láser de Tulio

El láser de tulio por su longitud de onda presenta le caracteriza su de gran capacidad de corte y su alto poder de coagulación. En el momento de intervenir una próstata se puede emplear siguiendo tres estrategias distintas:

1. Vaporizar tejido

Fulgura el tejido y abre un canal de trabajo.

No es un láser apropiado para esta técnica. Sólo debería emplearse en próstatas de muy pequeño tamaño. No lo recomendamos.

2. Vapo-resección prostática

Se corta el adenoma prostático en pequeños fragmentos para ir extrayéndolos a través de la uretra.

Es una opción válida para próstatas pequeñas. Los profesionales que utilizan esta táctica, por lo general lo hacen por su falta de experiencia para enuclear totalmente el adenoma y/o falta de instrumental y/o experiencia morcelando el adenoma.

3. Enucleación del adenoma prostático

Mimetiza la cirugía abierta y se extrae todo el adenoma prostático, el cual se introduce en la vejiga y se morcela (se tritura para extraerlo a través de la uretra).

Nos parece una excelente opción. La desventaja con el láser de Holmium es que no permite romper piedras.

Ir arriba