Vasectomía sin Bisturí

La vasectomía sin bisturí es un método anticonceptivo permanente o definitivo para el hombre que ya tiene el número de hijos deseado. Esta técnica se desarrolló en 1974 por el Dr. Shunqiang Li en China.

La vasectomía sin bisturí se realiza a través de dos instrumentos especialmente diseñados para atraer el deferente de cada testículo. Una pinza curva y afilada de mosquito pincha la piel, la dilata y separara los conductos deferenciales de sus vasos sanguíneos, reduciendo así las posibilidades de causar un hematoma. Una pinza de anillo sujeta firmemente el deferente desde fuera del escroto, sin lesionarlo. Finalmente, se ligan y cortan los conductos deferentes, que se devuelven al interior del escroto sin necesidad de suturar la piel.

Actualmente, este procedimiento está considerado como el mejor (Gold Standard) para la práctica de vasectomía por la prestigiosa Asociación Americana de Urología.
La vasectomía sin bisturí sólo impide el paso de espermatozoides al eyaculado. Estos se siguen produciendo, pero son reabsorbidos por el organismo sin que produzcan complicación conocida alguna.

Nuestra Unidad de Andrología está compuesta por tres Andrólogos de reconocido prestigio: Javier Romero Otero, Eduardo García Cruz y Borja García Gómez. En ella ofrecemos un trato personalizado y del más alto nivel, e independientemente de cuál sea su caso, ayudaremos a establecer las posibles causas y ofreceremos la alternativa terapéutica más adecuada.

Beneficios:
  • Es un método anticonceptivo permanente con una efectividad superior al 99,5%.
  • No interfiere con la actividad sexual ni afecta a la virilidad.
  • No hay riesgos inmediatos o a largo plazo para la salud.
  • Es un procedimiento quirúrgico sencillo que no requiere hospitalización.
  • Es realizada por urólogos expertos que la llevan a cabo en unos 20 minutos.
  • La recuperación es rápida, permitiendo regresar rápidamente a sus actividades habituales.
  • Comparada con el método tradicional es más rápido, seguro y tienes menos complicaciones permitiendo una recuperación en menor tiempo.
Recomendaciones tras el procedimiento:
  • Colocar una bolsa con hielo cubriendo la región, aplicándola las primeras 2-3 horas tras el procedimiento.
  • Permanecer en reposo durante ese tiempo
  • Al día siguiente retirar la gasa, bañarse y colocar una gasa estéril y usar un suspensorio elástico o calzoncillo ajustado tipo slip durante 7 días.
  • Evite realizar esfuerzos físicos (cargar objetos pesados) y abstenerse de tener relaciones sexuales durante los primeros 5-7 días
  • La pareja debe continuar con un método anticonceptivo de apoyo hasta que el médico se lo indique tras comprobación de un seminograma de control.
Ir arriba