Infecciones de orina en verano

infeccion-orina

Las infecciones de orina son uno de los clásicos del verano. El calor, el aumento de la vida social y los baños en piscinas incrementan el riesgo de padecer cistitis en esta época del año. Por ello, tal y como señala el Dr. José Medina Polo, especialista de la Unidad de Funcional y Femenina de Urología Tratamiento UT-UFF, “para evitar infecciones de orina, especialmente en verano, es necesario tener en cuenta una serie de precauciones”.

Aunque las infecciones de orina son más frecuentes entre la población femenina, las medidas para prevenirlas debe tenerse en cuenta tanto en hombres y mujeres.

Medidas para prevenir infecciones de orina

El Dr. Medina lista las siguientes recomendaciones para prevenir la cistitis este verano:

  • Una higiene correcta. El lavado de los genitales debe realizarse periódicamente, pero evitando la limpieza compulsiva que es contraproducente.
  • Ir al baño de forma regular. Aunque no se tenga ganas es aconsejable ir al baño cada 3 horas para no retener la orina. Tras cada micción, en el caso de las mujeres, hay que limpiarse de delante hacia atrás, para evitar que los gérmenes de la zona perianal lleguen a la uretra.
  • Beber agua en abundancia. Para tener un buen volumen de orina y ayudar a eliminar los gérmenes, se debe mantener una adecuada ingesta de líquidos.
  • No abusar de bebidas alcohólicas ni de la cafeína. Se recomienda moderar la ingesta de alcohol y cafeína, ya que son bebidas irritantes para la vejiga. Además, pueden agravar los síntomas propios de las infecciones urinarias como son el prurito y el ardor en la zona genital.
  • Tomar alimentos ricos en fibra. La ingesta de frutas, verduras y productos con un alto contenido en fibra contribuye a regular el tránsito intestinal. De este modo, se evita­­ el estreñimiento que dificulta la expulsión de bacterias.
  • Usar prendas transpirables. La ropa ajustada o con materiales sintéticos puede a una mayor prevalencia de determinadas infecciones. Pese a no estar demostrado que este tipo de prendas contribuya al desarrollo de infecciones de orina de repetición, se aconseja el uso de ropa que permita la transpiración.
  • Cambiarse el bañador mojado. Para evitar la proliferación de microorganismos causados por la humedad de prendas mojadas es preferible cambiarse de bañador durante los baños en playas o piscinas.
  • Extremar la precaución durante las relaciones sexuales. Las relaciones sexuales son un importante factor de riesgo de las infecciones urinarias y en ocasiones requiere un tratamiento específico. Se han demostrado que diversas medidas son de utilidad para disminuir la existencia de infecciones de orina. Por ello se aconseja la micción postcoital como principal medida de prevención.

¿Cuándo acudir al especialista?

En caso de presentar síntomas como dolor, picor, escozor genital e incluso náuseas, vómitos o fiebre se debe acudir a un especialista para que éste realice un estudio detallado que permita identificar la causa y determinar el tratamiento más efectivo. Además, se valorará la instauración de medidas preventivas individuales que incluyen, entre otros, el uso de sustancias que dificultan la adhesión bacteriana a la mucosa vejiga, inmunoterapia y tratamiento para regenerar la capa de glucosaminoglicanos del epitelio vesical.

Ir arriba