Incontinencia urinaria y vida sexual

vida-sexual-incontinencia

La Incontinencia Urinaria (IU), de esfuerzo y urgencia, afecta negativamente a la vida sexual de las mujeres que la padecen. Para aquellas mujeres con incontinencia urinaria de esfuerzo, la actividad sexual supone un trabajo físico, presentando, en más del 40% de los casos, fugas de orina durante las relaciones sexuales.

En pacientes con incontinencia de urgencia, los valores porcentuales son similares en cuanto a la incidencia de disfunción sexual. El Dr. José Medina Polo, especialista en la Unidad de Funcional y Femenina de Urología Tratamiento, asegura que “existen otros síntomas asociados a la IU que afectan al plano sexual». Entre ellos están la disminución o pérdida de libido, la sequedad vaginal y la dispareunia o dolor durante la relación sexual”.

Incontinencia urinaria y la relación de pareja

La incontinencia urinaria tiene también consecuencias desde el punto de vista afectivo. “La vergüenza, la pérdida de autoestima, la depresión o la ansiedad son sólo algunos ejemplos de lo que puede provocar este problema”, señala el Dr. Medina. En este sentido, el especialista también advierte del impacto que puede tener la IU sobre la pareja, pues “evitar las relaciones para que no se manifiesten los síntomas, no hablar de ello o poner excusas sobre el tema tienen un efecto negativo en la relación con la pareja”.

Ésta es una situación que afecta a muchas personas. Afortunadamente, existen tratamientos para ponerle solución.

Cómo afrontar la incontinencia urinaria

Hoy en día existen opciones terapéuticas farmacológicas y no farmacológicas eficaces frente a la IU. Sin embargo, hay un alto nivel de infradiagnóstico de esta patología. Esto se debe a la reacción de más del 30 por ciento de las pacientes afectadas de no plantear este tema en consulta por vergüenza. “Esta realidad reduce significativamente las posibilidades de curación de la incontinencia urinaria”, indica el Dr. Medina.

La edad es determinante a la hora de afrontar esta patología. “Cuantos más años, menor son el interés y la actividad sexual, de modo que también existe una menor voluntad por parte de la mujer de tratar la incontinencia”, afirma el Dr. Medina. El patrón de relaciones previo y el nivel cultural son también factores influyentes a la hora de exponer este problema en consulta. Según explica el especialista, “las pacientes jóvenes y con mayor nivel cultural se encuentran preocupadas e interesadas, habiendo leído sobre el tema en revistas, consultado en Internet o charlado con amigas”.

Es conveniente recordar la importancia de acudir al especialista, ya que el tratamiento será más sencillo y eficaz cuanto antes se realice un diagnóstico preciso, una vez advertidos los primeros indicios de que existe un problema de incontinencia.

Ir arriba