Eyaculación precoz: definición y causas

disfuncion-sexual

La eyaculación precoz es una disfunción sexual en la que el varón eyacula antes de lo deseado, a veces nada más iniciar el acto sexual. El tiempo de latencia intravaginal hasta la eyaculación (IELT) considerado promedio está entre 3 y 6 minutos. Se considera una eyaculación como precoz si se produce antes de un minuto y una probable si el IELT está entre 1 y 1,5 minutos.

Tipos de eyaculación precoz

  • Eyaculación Precoz Permanente: cuando ocurre antes de un minuto. Es desde siempre y probablemente es de causa genética o neurobiológica.
  • Eyaculación Precoz Adquirida: puede ser psicológica o somática. El varón refiere un momento biográfico claro de inicio.
  • Eyaculación Precoz Natural Variable: sólo en determinadas ocasiones se produce. Puede diagnosticarse como una variante de la normalidad.
  • Disfunción Eyaculatoria Prematura o subjetiva: incluye a los eyaculadores considerados normales, de 3 a 7 minutos, incluidos los que duran más de diez minutos. Estos son los varones que se quejan subjetivamente de una eyaculación precoz, a pesar de la normalidad de sus tiempos. El origen es claramente psicológico.

Causas de la eyaculación precoz

«No conocemos exactamente la causa de esta disfunción sexual», indica el Dr. Manuel Alonso, especialista en la Unidad de Andrología de Urología Tratamiento. «Parece lógico pensar que tenga un origen multicausal debido a los diferentes tipos que existen», añade.

Una primera experiencia sexual negativa y con prisas, una relación sexual considerada amoral o tabú, la práctica habitual de la masturbación con miedo a ser descubierto en la adolescencia o la inexperiencia sexual aparecen descritos como antecedentes habituales. Sin embargo, también hay muchos eyaculadores precoces, expertos amantes sin estos antecedentes.

Debemos tener en cuenta el papel cada vez más protagonista y proactivo de la mujer en las relaciones sociales y, por ende, en las sexuales. «La mujer exige una relación sexual de calidad y con la duración suficiente para alcanzar el orgasmo», explica el Dr. Alonso. Es por ello que la eyaculación del varón debe adaptarse y tener en cuenta la fase de respuesta sexual de la mujer, mucho más lenta. «Si no es así, la salud sexual de la pareja y la convivencia se pueden resentir gravemente», señala el Dr. Alonso.

¿Es frecuente?

La eyaculación precoz es una de las disfunciones sexuales más frecuentes, afectando al 16-23% de los varones. Sin embargo, «diversos estudios apuntan a que esta cifra podría ser mayor, ya que cuando se pregunta por este problema a los varones sólo el 38% piensa que debe consultarse al especialista», concluye el Dr. Manuel Alonso.

Ir arriba