Enfermedades de transmisión sexual: VPH

Enfermedades de transmisión sexual y VPH

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS), entre las que se encuentra el Virus del Papiloma Humano (VPH), se trasmiten y diseminan por contacto sexual. Debido a su alta prevalencia, el Dr. José Medina Polo, especialista en la Unidad de Andrología de Urología Tratamiento, UT-ANDRO, ha desarrollado un capítulo dedicado a ellas y a su manejo, que está incluido en el Tratado de Urología de la Asociación Española de Urología (AEU).

Existen diversos tipos de procesos infecciosos, en el varón, que se pueden dividir en: infecciones que afectan a los genitales masculinos (orquitis y epidimitis), uretritis e infecciones de transmisión sexual (ITS) que producen lesiones cutáneas. De todas las ETS, la infección más prevalente, especialmente en mujeres, es por Chlamydia trachomatis. Sin embargo, tal y como apunta el Dr. Medina, «el tipo de infección con tasas más altas de contagio es el virus del papiloma humano (VPH)».

Enfermedades de transmisión sexual (ETS)

En los últimos años ha habido un incremento en la incidencia de gonorrea. Tras un periodo de incubación de 3-5 días, en el hombre, esta ETS presenta una supuración uretral mucopurulenta. En la mujer, la clínica puede ser más inespecífica con disuria y malestar a nivel genital.

La infección por Chlamydia, la ETS con mayor prevalencia, es responsable de vulvovaginitis y cervicitis en las mujeres y uretritis-orquiepididimitis en los hombres. «Esta ITS puede provocar infertilidad, tanto en hombres como en mujeres, y enfermedad inflamatoria intestinal en las mujeres afectadas», afirma el Dr. Medina. Clínicamente se manifiesta por la presencia de una secreción uretral de aspecto claro o mucoide, junto con dolor miccional, disuria y polaquiuria.

Otra de las ETS más conocidas es la sífilis. «Ésta es seis veces superior en hombres que en mujeres y puede presentar gran diversidad de signos y síntomas», señala el Dr. Medina. La lesión típica es el chancro sifilítico, una úlcera única dura, indolora de bordes indurados que se localiza en el área de contacto y se acompaña de adenopatías inguinales no dolorosas. En los hombres suele encontrarse a nivel peneano, en el prepucio o el glande, y en las mujeres también suele localizarse en los genitales externos o a nivel cervical.

El herpes genital y oral es también una de las ITS más frecuentes y la principal causa de úlceras genitales. «Aunque se diferencia en dos tipos, el VHS-1 y el VHS-2, e históricamente el primero afectaba a la zona de la boca y los labios y el segundo a la genital, hoy en día, con el aumento del sexo oral, ambos pueden encontrarse en ambas localizaciones», explica el Dr. Medina.

Virus del Papiloma Humano (VPH)

El VPH es, en todo el mundo, el responsable más frecuente de las enfermedades de transmisión sexual. En la mayoría de los casos es asintomático. Sin embargo, dependiendo de los serotipos, pues existes más de 100, esta infección es responsable de la aparición de verrugas-condilomas, causadas por las tipos de bajo riesgo 6 y 11, o incluso procesos tumorales, producidos por los tipos de alto riesgo 16 y 18.

Los tratamientos están indicados para eliminar las verrugas y mejorar los posibles síntomas acompañantes. En casos asintomáticos, no se requiere la administración de ningún tratamiento específico, aunque, tal y como indica el Dr. Medina, «se plantea observación, ya que la inmunidad del paciente conduce a la resolución espontánea y negativización serológica».

Existen diversas vacunas obtenidas mediante recombinación genética para los virus VPH 16 y 18, que son los más oncogénicos. «Las vacunas tienen una alta efectividad, aconsejándose realizar la vacunación antes de tener exposición al VPH«, concluye el Dr. Medina.

Ir arriba