ESTENOSIS DE URETRA

Es el estrechamiento del conducto que conduce la orina desde la vejiga al exterior.

Es una enfermedad poco frecuente que requiere de equipos muy especializados en el manejo de estas patologías para obtener buenos resultados. Esto lo reconoce incluso el Ministerio de Sanidad y reconoce centros de referencia para el manejo de estas enfermedades.

En nuestra Unidad contamos con un equipo de reconocido prestigio y experiencia en este ámbito liderado por el Dr Javier Romero-Otero.

La uretra masculina se ha divido clásicamente en dos zonas, y éstas a su vez tienen subdivisiones:

  • Uretra anterior: fosa navicular, uretra péndula o peneana y uretra bulbar.
  • Uretra posterior: uretra membranosa (esfínter), uretra prostática y cuello vesical.

Las estenosis de uretra se describen como la disminución del diámetro de la luz uretral, provocando dificultad para la salida de la orina desde la vejiga al exterior.  Este proceso consiste en la formación de una cicatriz fibrosa que afecta al epitelio que recubre la uretra (urotelio) y al cuerpo esponjoso. Normalmente, cuando hablamos de estenosis de uretra nos referimos a la uretra anterior.

Las causas de estenosis de uretra son muy variadas:

  • Traumáticas.
  • Yatrogénicas, producidas por la actuación médica: sondajes, procedimientos endoscópicos: cistoscopias, cirugías etc.
  • Infecciosas: uretritis, enfermedades de transmisión sexual.
  • Liquen escleroso o balanitis xerótica obliterans: es una enfermedad autoinmune de causa desconocida, con predisposición genética. Se relaciona con radioterapia, quemaduras, infecciones, alteraciones hormonales, etc. El liquen produce lesiones blanquecinas en la mucosa y pérdida de elasticidad de los tejidos. Afecta principalmente a glande, prepucio (produciendo fimosis) y fosa navicular. La afectación uretral es rara, aunque en los últimos años ha ido aumentado su frecuencia.

Las estenosis de uretra producen síntomas obstructivos del tracto urinario, consistentes en chorro flojo, entrecortado, tiempo de micción prolongado, vaciado incompleto de la vejiga. Algunos pacientes pueden presentar disfunción eréctil, dificultad para la eyaculación, infecciones de orina de repetición. Todo esto puede alterar la calidad de vida del paciente y  problemas psicológicos.

  • Urologo súperespecializado en patología uretral.
  • Flujometría.
  • Cistoscopio flexible y compacto.
  • Ureterorrenoscopio flexible y compacto.
  • Radiología: uretrocistografía, TAC, RNM.

El diagnóstico se realiza en función de los síntomas y con la ayuda de pruebas diagnósticas:

  • 1 · Flujometría: mide el flujo de la micción.
  • 2 · Uretroscopia: mediante un endoscopio se observa la uretra por dentro para observar las zonas de estreches y el aspecto de la mucosa.
  • 3 · Uretrografía retrógrada y miccional: consiste en la introducción de contraste a través del meato uretral hasta llenar la vejiga. Se realizan radiografías del dibujo de la uretra durante el llenado y vaciado vesical. Podemos conocer el número de estenosis, la longitud de las mismas y la localización.
  • 4 · Calibrado uretral: para conocer el diámetro de la estenosis.
  • Uretrotomo
  • Uretroplastias término-terminales
  • Uretroplastias con injerto
  • Realización de neouretras
  • Instrucmental microquirúrgico
  • Microscopio quirúrgico.

En el tratamiento de las estenosis existen varias opciones.

  • Las dilataciones uretrales consisten en la introducción en la uretra de dilatadores o bujías progresivamente más gruesas para dilatar la zona estrecha de la uretra. Es una opción paliativa que no soluciona el problema, pero puede mejorar la sintomatología. Deben realizase periódicamente puesto que sus efectos son temporales.
  • La uretrotomía interna consiste en la sección o corte de la zona estrecha de forma endoscópica (desde dentro de la uretra y bajo visión). Se puede realizar con láser o con corte frío. El porcentaje de reaparición de la estenosis es muy elevado, entre el 58-84%. Se suele realizar en estenosis cortas (menores de 1 cm), únicas y sin tratamientos previos.
  • La uretroplastia término-terminal consiste en extirpar la zona de mucosa uretral afectada y volver a suturar los cabos de mucosa. Se realiza en estenosis menores de 2 cm.

Para estenosis de mayor longitud se emplea la técnica de uretroplastia con interposición de injertos o colgajos. Esta cirugía puede llevarse a cabo en una única cirugía o en dos. Se realiza la extirpación de la estenosis y el ese espacio de mucosa uretral afectada se sustituye por otro tejido. Se han empleado muchos tipos de injertos, pero en los últimos años se ha popularizado el uso de mucosa oral del paciente, consiguiendo buenos resultados.

Ir arriba